SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN INFANTIL

1h a 3h

Sesión 4

En una charca de ranas

Ejes

– Sostenibilidad ambiental.

– Participación y acción como ciudadanía global.

 

13 - Acción por el clima
¿Qué pretendemos?

El cuento de la Rana Graciana nos enseñará la importancia de los cuidados de nuestro entorno que permiten la vida y el bienestar de todos los seres vivos y a entrenarse en una actitud responsable con el medio ambiente para que éste pueda ser disfrutado por generaciones presentes y futuras. Nos permitirá comprender que está en nuestras manos contribuir a transformar nuestros entornos locales y globales y cómo, a través de la acción y participación, nos podemos comprometer como ciudadanas y ciudadanos en la construcción de un mundo mejor.

¿Qué necesitamos?
¿Cómo lo hacemos?

Lectura de obra titulada La rana Graciana del libro La revolución de los cuidados o la siguiente versión adaptada en prosa para infantil:

Estaban siendo días muy ajetreados en aquella charca, todas las ranas en sus nenúfares, hablando unas con otras muy felices mientras lavaban su cara, sus patas… Pero se presentaban momentos de cambio.

La rana Graciana estaba encantada, pronto iban a ser las elecciones para elegir a la alcaldesa de la charca. Ella saltaba y croaba para pedir los votos a unas y a otros.

Pasó el tiempo, unos días, unas semanas y unos meses y la charca comenzó a llenarse de basura, aceites, totalmente pringada, las ranas no podían casi ni respirar, se sentían tristes, enfadadas las unas con las otras y los otros, aquello era maloliente y repelente, agua estancada por todas partes. Dejaros de bañarse y lavarse y la tristeza iba en aumento.

Así que votaron y ganó la rana Graciana como la nueva alcaldesa de aquella charca, las ranas aplaudieron no muy confiadas. ¿Sería la nueva alcaldesa quién solucionaría aquel problema tan maloliente? Las ranas hablaban y hablaban diciendo ¡hay que hacer algo!, ¡aquí no hay tu tía! Levantaban sus patas, saltaban, croaban muy exaltadas, pidiendo a Graciana que lo solucionara.

La rana Graciana iba preguntando a todas y a todos: ¿qué podemos hacer?, ¿se te ocurre algo?, ¿trabajamos unidas, juntos?, así una a una, charlaban y debatían.

La nueva alcaldesa se subió en la piedra más alta de la charca y propuso al grupo completo:

¡LIMPIAR LA CHARCA ES COSA IMPORTANTE Y ATRAER MOSQUITOS ASUNTO IMPERANTE! FORMEMOS EQUIPOS, UNAS LIMPIARÁN POR DEBAJO DEL AGUA, OTRAS FUERA CON EL AIRE, LAS MÁS FUERTES RETIRARÁN ALGAS, LAS MÁS ÁGILES TRAERÁN NENÚFARES FRESCOS Y, A PARTIR DE AHORA, SIEMPRE TRABAJAREMOS EN EQUIPO Y POR TURNOS.

Pues dicho y hecho, todas las ranas en grupos se pusieron a trabajar.

Pero ahí no terminó la cosa. Cuando aquella charca volvió a estar limpia, transparente y con un maravilloso olor a hierba fresca, la rana Graciana se volvió a subir a la piedra más alta y dijo: AHORA TOCA A NOSOTRAS LIMPIARNOS, ¡VENGA! A FROTAR NUESTRA CARA, NUESTRAS ANCAS, NOS AYUDAREMOS LAS UNAS A LAS OTRAS, FROTAREMOS EL LOMO A NUESTRA COMPAÑERA Y ASÍ HASTA SENTIRNOS LIMPIAS Y RELUCIENTES.

Las ranas de la charca estaban muy felices, se sentían relajadas y muy contentas, nunca estar tan limpias las había sentado tan bien.

Pasó el tiempo y las ranas estaban acostumbradas, trabajaban y se lavaban.

Y con Graciana y todos y todas hicieron una fiesta y se fueron de jarana, sacaban la lengua y estiraban sus ancas para dar brincos dentro del agua. ¡CROAC!

Antes de comenzar la lectura repartimos una hoja de periódico a cada niña y niño para que se sienten encima de ella y les decimos que eso es un nenúfar y que hoy somos ranas y «ranos» y la clase una gran charca. Comenzamos la lectura y, en el momento en que en el poema se describe el agua contaminada, tiramos botellas y bolsas de plástico usadas y vacías por la clase (la charca). Cuando llegamos a la estrofa «todas y todos haremos lo mismo, eso sí, por turnos» (o «pues dicho y hecho todas las ranas en grupos se pusieron a trabajar» en la versión adaptada) propondremos a la clase recoger toda la basura. Si queremos podemos introducir como curiosidad elementos característicos de los anfibios y de los nenúfares.

Al finalizar la lectura haremos algunas preguntas de comprensión para fijar lo que hemos leído y después les pediremos que selecciones los residuos en los contenedores que correspondan.

Recrearemos una nueva historia, «muy cerca de nuestra charca han instalado una empresa de refrescos, necesitan un montón de agua para la fabricación de refrescos, esa agua lo extraen de nuestra charca y de las demás charcas dónde viven nuestros vecinos peces, pero la fábrica tiene que lavar las botellas de plástico y vidrio, necesitan miles de litros, acaban echando todo el agua sucia otra vez en la charca, algo hay que hacer, tenemos que parar esto, estamos quedándonos sin agua y la poca que nos queda está contaminada, tenemos que unirnos y buscar soluciones». Animamos al grupo a proponer soluciones y pasar a la acción. Creamos un debate sobre la situación y hacemos una lluvia de ideas sobre qué acciones podríamos hacer para cambiar esta situación, elegimos democráticamente una de esas acciones y dibujamos un mural común reflejando esa acción y decidiendo en común dónde se situaría y que estaría haciendo cada niña y niño, la finalidad de esta herramienta es generar un compromiso en la acción transformadora global y local.

Al trabajar las posibles acciones para mejorar la situación ambiental, mencionamos los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible del componente «Planeta», que son los ODS 6, 12, 13, 14 y 15 y principalmente nos centramos en el ODS 13. Acción por el Clima. Es importante que las niñas y niños sientan que tenemos capacidad para transformar nuestro mundo.

¿Quieres saber más?

Realización de actividad manual «experimento nenúfar», repartiremos una flor ya cortada y un antifaz de rana a cada niña y niño para que los pinten. Al terminar, doblaremos los pétalos de una de las flores y aprovechando que ahora la charca (clase) está limpia y pondremos esa flor en un barreño con agua y veremos cómo nuestro nenúfar se abre.

Construimos carteles o pancartas con dibujos y lemas para animar al compromiso con la sostenibilidad ambiental.

Otros recursos

Cuento Aquátika, destaca la importancia de las tareas de cuidados como elemento imprescindible para el sostenimiento de la vida, al tiempo, nos recuerda que es necesario movilizarse para proteger la naturaleza y exigir a toda la sociedad el cuidado del planeta. Incluye una guía didáctica, material complementario de personajes y escenarios para colorear y recortar y cuenta con esta versión en audio-video.

Cuento Una ciudad de Cuidados, nos propone imaginar qué sucedería si atendemos al bien común, nos recuerda la importancia del protagonismo infantil. Refleja otros muchos valores imprescindibles para construir una sociedad más justa, como son la interculturalidad, la equidad de género, el ejercicio de la ciudadanía global, la acogida, etc. Incorpora una guía didáctica, un contenido complementario de personajes y escenarios para recortar, que permitirá que las niñas y niños creen su propio cuento, y tiene versión audio-video.